Este jueves convocatoria literaria " extranjeros e inmigrantes"


Y me siento extranjero hasta de mi propio cuerpo
sintiendo lo que siente este pobre y entupido corazón
Y me siento extranjero de mi mismo cuando me miro a veces frente al espejo
y no puedo hallarme en ningún momento…
Y me siento extranjera verdaderamente un inmigrante de este cuerpo y de este corazón
por que amor mío ya he dejado todo, todo por tu amor…
he dejado mi país, este pequeño secreto y… hasta mi propio honor
por quedarme dentro de ti y que me recibas con alegría para no seguir siendo realmente
un extranjero de mi propio cuerpo, de mis sentidos y… ser parte de tu corazón…


Autor : Maria Liberona



         


algunos otros extranjeros e inmigrante en casa de  Gus

10 comentarios:

  1. casi como el de Gus, ser extranjero de un corazón, para después habitarlo. Hermoso. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. El amor mueve montañas. Precioso poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Realmente eres muy romántica. Linda declaración de amor. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. El amor transformando de tal manera, que el amante no se reconoce a sí mismo, tan grande es la transformación. Salir de mí para llegar a tí, ser parte de tí.
    Un enfoque peculiar y distinto para este extranjero e inmigrante que Gus nos propone.
    Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Rara la sensación de sentirse extranjero en el propio cuerpo. Dejar todo por otro, hasta volverse irreconocible para con uno mismo ... no sé si me entusiasma mucho.
    Interesante punto de vista para este jueves
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es la primera vez que te leo María, da mucho que pensar tu escrito, se puede enfocar desde varios puntos de vista; yo he pensado en un transexual.

    Seguro que volveré.

    Besos saludadores

    ResponderEliminar
  7. Coincido con Any, tampoco sé si me sentiría cómoda aceptando ser extranjera de mí misma para poder ser amada por otros.
    De todos modos, es un bonito poema.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Yo entiendo abandono, tanto interés por la otra persona que se llega a producir un abandono de uno mismo. Tanta concentración en el otro que uno se deja de fijar en uno mismo.
    Bonito. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. ´Me ha encantado este escrito tuyo en el que narras cómo te sientes extranjera en ti misma.
    Paraticular, e ingeniosa visión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Qué decirte?, nos conocemos desde Spaces, ya ha llovido no?, el romanticismo y el amor enfermizo, pero quien lo controla y quien lo cura?, creo que Juan Carlos ha bordado el comentario y me temo que eso lo hacemos mucho por amor, pero si uno se abandona a si mismo, ¿cómo va a enamorar al otro?, jámás deberíamos amar a nadie más que a nosotros mismos, miles de besosssssssssssss

    ResponderEliminar