Primero debo pedir disculpas por no haber elegido solo una frase es que la verdad dos fueron las que me parecieron interesantes para poder escribir y quise compartirlas igual con ustedes, además no me decidía por cual compartir... 


Este jueves un relato una de tres









Quimeras del tiempo ido  

Ya esta tragedia estaba sucediendo desde hace mucho tiempo
y no es que no la quisiera ver, tal vez no me quería darme cuenta totalmente de aquello
pequeños cristales rotos detrás de aquella ventana a través del tiempo
quimeras del tiempo ido, humo detrás de aquel espejo
aquel símbolo que hoy es tan solo un reflejo
humo detrás de aquel espejo, con la ventana abierta y el pecho descubierto
cerrando los ojos, sintiéndote desde lejos
y es un tiempo sublime, pero aún roído al compás del tiempo
en un pequeño tic- tac en voz del silencio
cuando a penas te alejas y… muy tarde me doy cuenta de aquello
quimeras del tiempo ido, se que no volverás a mis brazos de nuevo
pequeño retoño, sin primaveras y traslucido en el tiempo
y… en aquellos pequeños pasos a veces me pregunto ¿volveremos a vernos?

Autor: Maria Liberona

Humo detrás del cristal  

Humo detrás de aquel cristal
donde quizás hubo fuego
una pequeña ceniza que apagar
a prueba de la lluvia y el viento
Humo detrás del cristal
donde quizás hubo fuego
que poco a poco se va diluyendo con el tiempo
Humo que ahoga como aquel no beso
como aquella no mirada cuando te alejas por completo
Humo detrás del cristal
donde ya a penas te miro y te observo
humilde fracaso
donde quisimos ser sol, luna, primavera y cielo
Humo detrás del cristal
donde quedaron aquellos
algunos besos
ahogándose sin pausa a través del tiempo
Humo detrás de aquel cristal
donde se hizo cenizas este amor en aquel tiempo
y yo aun sigo abrazada a aquel recuerdo…


Autor: Maria Liberona


quimeras del tiempo ido, humo detrás del cristal asomándose en secreto

Como romper este silencio detrás de aquel cristal humeante roído por el tiempo
Como poder decir y apagar este fuego que me quema por dentro
si, lo se muy bien es una quimera de sueños, pateándome , golpeándome en cada esquina de mi cuerpo
Como poder decir, como romper este silencio, si, con sus enormes brazos me atrapa por completo
son simplemente quimeras de un sueño, pequeño petardo viejo que humea impaciente
esperando la muerte por cierto, a ser pisado y botado como cualquier cosa a las orillas del viento
Quimeras del tiempo ido que se van trasluciendo, en aquel pizarrón de los recuerdos
en aquella ventana de un futuro incierto
Humo detrás de aquel cristal donde te miro y te observo desde lejos


Autor: Maria Liberona




Nos encontramos donde  

Neo