Beber de tu sangre


Saborear tu sangre
sentirte cerca
mientras te voy abrazando
Y acariciando suavemente tu silueta
abrir mis labios
y morderte el cuello
sentir el latir de tus venas
esa sangre que emana
y… que me alimenta…
sentirme viva
en medio de este deseo
que… simplemente me contempla
tu tendido en mis brazos
yo acariciando tus cabellos negros
que… en mis manos se enredan…
hoy juntos amor mío
conoceremos la vida eterna

Autor: Maria Liberona