Bostezo



Despierto en la mañana, abro los ojos y veo que… el mar sea puesto detrás de mi ventana… trato de despabilarme un poco dando un inmenso bostezo y siento que de mi boca sale aquel sol dulcísimo a sus anchas, con sabor a lluvia de madrugada, sonrío mientras me refriego los ojos, para observar mejor si aquel mar, aún se encuentra detrás de mi venta pero…sorpresa!!! se ha derramado completamente en medio de mis sabanas blancas, dejando un reguero fresco y perfumado de ese aire que me acaricia suavemente las pestañas, ¿Qué hacer si ya el mar se ha instalado detrás de mi ventana y se a extendido tan dulcemente sobre mi cama?. Mientras trato de no perder el equilibrio en medio de estas olas sub-acuáticas, intento darte un beso, pero aún no despiertas de aquel sueño en el que solo tú y yo, volábamos tomados de la mano bajo aquella luna clara. Más trato de levantarme de la cama para poder cerrar la ventana, pero veo que una gaviota sobre mis cabellos danza y me quedo observándola, quedándome  nuevamente dormida a los pies de nuestra cama. 



Autor: Maria Liberona