Este jueves un relato " curioseando, la curiosidad mato al gato "





PRIMERO PIDO DISCULPAS NO SOY MUY BUENA PARA ESCRIBIR RELATOS Y ES LO QUE ME SALIO AL SABER EL TEMA DE LA CONVOCATORIA, PUES TAMPOCO HE TENIDO MUCHO TIEMPO PARA ESCRIBIR O LEERLOS POR LO QUE HE ESTADO ALEJADA EN ESTOS DÍAS, ÉPOCA DE EXÁMENES Y MUCHO ESTUDIO    uuuuffff.


ACÁ VA MI PEQUEÑO RELATO





Y con la curiosidad de una niña te miro desde mi ventana por aquella rendija, asomando lentamente mis ojos negros y mis pestañas., Era una voz que me llamaba desde lejos, que nunca había oído antes pero… me sonaba a  alguien que amaba desde hace mucho tiempo… y aunque te vi desde aquella distancia sabia que no te encontrabas tan lejos…y fue en aquella tarde que con ojos curiosos te miraba desde lejos asomándome con  la mitad del rostro para que no me vieras y yo tratando de verte de algún modo y por completo. Luego desapareciste en un instante, no se como te habías ido, tampoco como habías aparecido en aquel momento. Más en aquella tarde trate nuevamente de encontrarte mirándote por la misma ventana como en aquel momento, pero no estabas.
Y seguí pensándote en todo instante en todo momento… de cómo serias, como eran tus ojos, como era el color de tu cabello… y seguía sonando en mi cabeza aquella melodía curiosa pero anhelada de tu voz cuando la escuche en aquel momento, pues nunca deje de pensarte  y la curiosidad y la ansiedad de verte denuevo, te instalo por la noche en mis sueños y te imaginaba de piel suave, con un andar pausado pero seguro y con unos pequeños rizos al final de tus cabellos… de manos tiernas y amables gestos, de sonrisa dulce y yo… soñándote con una ambrosia de besos…
Al día siguiente desperté con la ansiedad de verte, de nombrarte en aquel silencio que me guardaba un imposible amor secreto… que desde mucho antes ya  estaba floreciendo… cuando de improviso escuche tu voz cantando a las orillas del viento, cuando alguien, el vecino del 212 decía tu nombre quizás para mi guardado desde hace mucho tiempo…, Jonás, Alejandro, claudio o Alberto… y tu nombre se desnudaba en mis oídos por completo… David… era aquel nombre secreto… y un suave suspiro apareció diciendo te quiero…
Y… en aquellas tardes a escondidas te muraba y… tenia tantas ganas de darte un beso… y con curiosidad poco a poco me acercaba para mírate y sentirte aun más cerca en aquel momento
escondida entre los árboles, escondiéndome por las esquinas de aquellos pasajes y sabia muy bien que no sabias que  yo existía , ni que te amaba desde antes que aparecieras, si, desde mucho antes del tiempo…  y como la curiosidad mato al gato … la verdad es que nada supe en ese momento, de pronto sin querer y sin saberlo me encontré frente a frete con tus ojos negros y una sonrisa se escapo de tus labios y con curiosidad y asombro lentamente me miraron aquellos ojos negros… y no supe que decir… cuando te acercaste y rozándome las mejillas me diste un beso…


autor : Maria Liberona