Este jueves un relato " desde el corazón "...





Todo agujereado, quizás hecho de papel
sangrante, doliente… creo que ya no hay nada más que hacer
y nunca te diste cuenta que estaba lleno de sangre, de emociones de sentimientos
lleno de ti…
y te lo di a manos llenas y… sin decir…
mi corazón entre tus manos, palpitaba solo por ti…
y lo dejaste abandonado, tan solitario en una calle tirado por ahí
sangrante, doliente, moribundo ahora sin ti…
ahora que hago con este maldito corazón que… trato de reconstruir…
pues como un papel viejo arrugado a quedado
y roto en mil pedazos aún trata de sobrevivir
paro… ya no es el mismo…
en mil pedazos lo has dejado tirado y…sin decir…
y  yo con este cuerpo solitario y vacío sin ti
sin alma. sin voz, sin poder sonreír…




Autor :Maria Liberona






2da historia


Y te llevaste mi corazón cuando te escapaste por la ventana
cuando apenas desperté y no te vi a mi lado
al costado de la cama
nunca más regresaste, te fuiste sin decir nada
y… con mi corazón palpitando en medio de tu pecho
te fuiste sin decir nada…
tantas noches de lluvia, tantas madrugadas
y yo que te entregaba mi corazón y mi alma en cada sonrisa,
en cada beso, en cada mirada…
si, latiendo solo por ti el estaba…
ahora que hago aquí… sin ti, sin tu piel, sin tus besos, ya sin alma
sin tus ojos, sin mi propio corazón…
que te lo llevaste sin decir cuando escapaste por la ventana…



Autor : Maria Liberona






3ra historia


y… un tierno corazón en medio del cielo se encontraba
navegando entre nubes blancas
corazón sensible e ingenuo que palpitaba
de color rosa, sabor a naranjas
en cada beso de tus labios
 y… desde el cielo un corazón se encontraba
cuando simplemente me amabas
abrazándome a tu pecho, así  sin decir nada
en medio del cielo, entre nubes blancas
abrazada a tu silueta a tus ojos que me iluminaban
cantando en aquel silencio de tu voz
aquella canción que me cantabas…
y… desde el cielo un tierno y dulce corazón
simplemente palpitaba…
aferrado a tu pecho y a tu espalda
sencillamente llena de besos
de tu aliento respiraba
flotando en una nube
aferrada a tu pecho
entre un te quiero, un suspiro y… una mirada



Autor : Maria Liberona








Más historias en  maría josé moreno...