ESTE JUEVES UN RELATO EN DOMINGO " SALTÁNDOME LAS REGLAS "




Siempre me apegue a las normas
a las reglas que simplemente me imponían
esta cultura o quizás civilizaron castrada
de no mirarse al espejo antes de arreglarse el cabello
de no pintarse los labios
de no decir, ni siquiera pronunciar malas palabras
y me mordía todo aquello que sentía
a lo que realmente yo tenia ganas
de no desear lo ajeno
a no morderte las uñas
a no decir nada más que aquello
que quizás los demás esperaban
con esas tan bellas y hermosas palabras
siempre me apegue sencillamente a las normas de esta casa
y… sentía que simplemente a mi misma me traicionaba
una niña que tenia sueños prohibidos
que miles de bellos mundos imaginaba
que bailaba a solas y a escondidas cuando nadie la miraba
que reía cuando no debía
que por al ser simplemente ella, todos la miraban
y simplemente así se escondía tras una mascara
que su rostro ya no aguantaba
y sin saber por que…
un día decidió darle un beso a aquel joven guapo
que… desde aquella esquina la miraba
decidió subirse un poco más la falda
sentarse en el pasto bajo las estrellas
cuando todos dormían y  ya era de madrugada
y un día decidió hacer realidad sus sueños
mucho más allá de lo que dijeran y… de aquellas miradas
y se convirtió en flor, capullo de rosa
simplemente enamorada
llena de color
de soles
lunas
amaneceres y… de madrugadas
llenándose, impregnándose de rocío
forjando en cada paso y en cada sueño cumplido
sus propias alas…





Autor: Maria Liberona


y más relatos saltándonos de toda norma donde Gus

24 comentarios:

  1. Muy bien por romper esas reglas para ser feliz.
    La mujer de la foto parece una silfide bailando.

    ResponderEliminar
  2. Pues hizo muy bien, nada de imposiciones ni convencionalismos absurdos, sigamos a nuestro corazón.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Se calzó sus propias alas y vuela aún a riego de caerse de las normas. Ventana abierta a la vida, felicitaciones, besitos contentos.

    ResponderEliminar
  4. Lo peor es castrarse las ganas de algo. No es bueno vivir rodeados de normas que no nos representan, que nos coartan la verdadera forma de ser.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. En este caso, son normas que huelen a censura, a no dejar ser. Haces bien, en buscar el camino, en permitir que todo lo que bulle dentro pueda encontrar su ventana abierta. Reconocer en una misma todo cuanto se anhela y quiere ser, es lograr una identidad propia y libre de ataduras y condicionantes. Las alas conquistadas son la única forma de levantar vuelo.
    Poética manera de manifestar este "saltarse las normas!"
    Besos al vuelo!
    Gaby*
    pd: no olvides que te dejé una mención en una de las entradas de mi blog, para que tengas de recuerdo y reconocimiento por todo cuanto creas, si?

    ResponderEliminar
  6. Tenía prohibido ese capullo incandescente florecer al amor, pero amor no es de los que se doblega facilmente, saltarse las normas por amor no es pecado, por mucho que nadie insista en ello, ven que te despachurre a besosssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  7. Que liberación al dejar desplegar las alas, y que vengan las madrugadas de pastos mojados y estrellas titilantes, besos robados y canciones con bailes.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  8. Ante todo tenemos que buscar nuestra felicidad, aunque haya que romper alguna norma. No podemos hacer lo que esperan de nosotros sino lo que queremos hacer les guste o no. Solo tenemos una vida. Nadie tiene derecho a manejarnos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta tu poesia como siempre, aunque esta vez no haya sido tan romántica como otras veces. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gusten mis escritos los escribo siempre desde el corazón, desde lo que siento para poder compartirlo con ustedes mis queridos amigos

      Eliminar
  10. Hay que saber decir no a las normas y a todo aquello que nos quite libertad.

    ResponderEliminar
  11. Demasiadas normas tontas, qué si las seguimos....podemos perder lo qué de veras deseamos...Cuando de sentimientos se trata, la libertad está por encima de todo.
    Besos guapa amiga.

    ResponderEliminar
  12. Vivir pendiente de la aprobación de quien nos rodea es una tortura, debemos concentrarnos en vivir hacia dentro no hacia fuera. Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Las normas que cohartan el derecho de toda persona a vivir su vida en libertad sin más limitación que no atentar contra la libertad de los demás, sin hacer daño a nadie, deben ser incumplidas sistemáticamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Bonito poema. Es bueno a veces dejarse llevar un poco por los impulsos y por lo que la sociedad te dicta como correcto, porque sinó no se disfruta de la vida, y como dice Pepe sin hacer daño a nadie.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. se está la nieve deshelando, las calles de mi pueblo se están mojando, yo tengo frío.pues...uf...pero ha sido llegar al rincón de maría de las libertades y entrar en calor. al menos, emocionalmente... VIVA EL RESQUEBRAJAMIENTO DE LAS NORMAS, VIVA EL AMOR COMO SINFONÍA PALPABLE DE ESE ROMPIMIENTO DE LAS NORMAS...
    si algún día te ves atada por más normas, no lo dudes, te dejo enamorarte de mí...
    medio beso, maría de las libertades.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias a todos por pasar a leerme y comentar siempre es un agrado y un gusto leer sus lindos comentarios y saber que me leen y que disfrutan de lo que escribo, un gran abrazo a todos con mucho cariño

    ResponderEliminar
  17. Desde un punto de vista masculino suscribo tus palabras, buen chico, cumplir las normas que nos dictan. El amor invita a romper esas normas, así debe ser.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Hermoso poema María, me encanta el final.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Bravo por ella y por tener el valor de dar el paso hacia adelante y ser lo que quiso ser, sin prohibiciones ni normas.

    Bss.

    ResponderEliminar
  20. Ninguna norma ha de impedir que una persona se realice y sea feliz, si las hay, toca saltarlas.
    Un beso Maria.

    ResponderEliminar
  21. Gracias Maria por tu visita al blog, sorprendente porque se produce allende los mares. Leo tu poema, me gusta y, aún siendo respestuosos, en más de una ocasión necesitamos romper algunas normas.
    Un cordial saludo transoceánico, Julio Jiménez.

    ResponderEliminar
  22. Hizo bien en romper esas normas para descubrirse a si misma...
    Muy bonito, María

    Besos

    ResponderEliminar