Este jueves un relato " El cine dentro o fuera de la pantalla"

Hola amigos
confieso que no se nada de este tema que he ido muy pocas veces a ver una película al cine creo que casi nada y es por ello que me ha costado tanto tratar de escribir este relato, he mezclado un poco de imaginación de todas las películas en la TV que he visto y un poco de esto y de aquello además del cansancio pero como no mucho he participado de hecho he estado un poco ausente y los he echado de menos quise hoy estar presente... acá va mi relato... BESOS...








Y nos encontrábamos  todos los miércoles de cada semana en aquella esquina de aquel cine pues ella dentro siempre me esperaba
Yo estaba tan enamorado de ella de su rostro, de sus ojos claros y de su piel blanca era tan hermosa quizás la mujer más bella…
Cuando empezó la película justo en aquel bar ella se encontraba y yo la miraba de reojo, sonriéndole tratando de agradarla pero ella siempre tenia el rostro un poco triste y la soledad se veía en su cara, cuando una de aquellas noches me acerque le sonreí y le pregunte como estaba ella solo sonrío y bajo la mirada, no, no quiso hablar nada y de improviso salio corriendo del lugar donde se encontraba.
Y se encontró solitaria llegando a su casa.
Luego al siguiente día de mañana con sus dos hijas a la escuela y… nuevamente a casa, siempre llegaba su marido muy tarde y siempre por alguna pequeñez  discutían y peleaban y las niñas escondidas detrás de la puerta muy asustadas.
Y era aquel día cuando el no llegaba a casa y ella dejaba a sus hijas  por las noches con su madre para salir a aquel bar donde a la misma hora siempre se encontraba yo ya lo sabia y siempre la esperaba, siempre sentada en aquella barra al final simplemente solitaria, y simplemente tomamos algunos tragos sin hablar mucho de nada pues yo trataba de hacerla sonreír de… agradarla ella solo sonreía y.. no decía nada…
Una vez ella preparaba la cena para cuando el marido llegara todo listo para sentarse a la mesa cuando el derepente le tiro el plato de comida por la cara, disgustado por que la comida estaba demasiado salada. Y le empezó a pegar muy fuerte mientras ella apenas se movía y apenas gritaba
Pues las niñas estaban durmiendo yo vaya ser que… se despertaran…
y… nuevamente en aquel bar a la misma hora ella siempre solitaria y me acerque a ella le quise hablar preguntándole como estaba, ella como siempre no dijo nada… simplemente agacho la cabeza y su rostro se empapo en lágrimas, yo muy sorprendido no supe que decir y ella salio de aquel lugar muy aterrada pues la vi que temblaba.
Al día siguiente nos encontramos cara a cara, ella me miro y sonrío sin decir nada y tenia tomada en brazo a su pequeña hija y a la otra de la mano tomada la seguí por unos instantes y desde lejos me quede mirándola… su bello rostro, sus cabellos, sus ojos y su mirada…
Luego en aquel bar cuando entre aquella noche ella ya se encontraba sentada, como siempre solitaria al final de la barra y de pronto empezaron a tocar una canción muy suave mientras a ella me acercaba
Y de improviso sin decir ni saber nada la tome de las manos y empezamos a bailar primero con nuestras miradas, ella sonreía sin emitir palabra, yo la abrace dulcemente mientras ella parecía volar, con los ojos cerrados y aferraba a mi bailaba, después de aquella velada la fui a dejar hasta su casa y ella frente a la puerta me beso las mejilla yo queriendo besarla me dijo muy despacio muchas gracias es la mejor noche que he tenido durante todos estos años… y me quede mirándola mientras entraba.
Luego de algunos días la fui a ver al colegio de sus hijas pues ya sabia donde estudiaban y me quede esperándola, ella se sorprendió de verme se veia un poco asustada pero aún así yo no dejaba de mirarla
Y nos fuimos hablando de la vida y un poco de lo que nos pasaba. Ahora ya sabía como nuevamente verla no solo en aquel bar de madrugada,
Y derepente a la salida del colegio de las niñas nos fuimos los cuatro a una plaza y mientras las niñas corrían y jugaban yo, trataba de agradarla tratándola de hacerla sonreír que… mucho me costaba y me hablo un poco más de su vida y yo de la mía y de lo que pasaba, cuando de pronto sin saber ella me besaba… y así cayendo la tarde nos volvimos cada uno a su casa.
En uno de esos días en que ella iba a dejar a las niñas a la casa de su madre junto con su hermana les confeso una noche que de otra persona se encontraba enamorada, y que de su marido ya no quería saber nada, la hermana le pregunto ¿Por qué? Y ella muy confundida y con temor en la mirada les mostró a su madre y su hermana todas las heridas y moretones que le dejaba su marido cuando le pegaba. Así ella pronto en algunas semanas ya se encontraba separada y viviendo  con sus hijas en la casa de aquel galán de la cual se encontraba enamorada.
Y así al terminar la película encendieron las luces del cine y yo, nuevamente me encontré solo por las calles pensando en ella queriéndola ver nuevamente como otro miércoles como cada semana ...






Autor :Maria Liberona


     más pelis en el cine de mónica 

22 comentarios:

  1. El cine suele ser el punto donde imaginación y realidad se funden para hacernos creer que son una sola.
    Muchas gracias por sumarte con tu relato!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. graciasss a ti por habernos acogido este jueves de cine,muy buena acogida y muy buenos relatos... BESOS...

      Eliminar
  2. Una historia que puede ser de muchas películas que han habido, pero que también puede ser de la más descarnada realidad.
    Me alegro de que al menos tuviera un final feliz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Película o realidad, las dos cosas pueden ser. Una historia como esta se repite cada día y no le hacemos caso, acabando muchas veces como sabemos todos que acaba.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. A veces una pelicula solo te hace tomar conciencia de tu propia vida o de tus sinceros deseos. Tampoco es malo eso si ayuda a tomar decisiones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. El cine suele ser un fiel notario de la realidad de su tiempo. Historias como la que nos narras ocurren diariamente con una aberrante frecuencia. Además, en numerosas ocasiones el final no es tan feliz como el de tu narración. Ese bar, esos encuentros, sirvieron para que tomara una valiente decisión la protagonista de tu historia, dejando atrás el horror de una relación fallida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Una triste historia la de esa mujer que por desgracia se repite en muchos hogares en nuestra realidad, traspasando, así, la ficción del cine. Una triste historia pero con final feliz, eso si. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. he dicho por algún lado ya, maría de las libertades, quesí, que el cine es bueno si logra evadirte de una realidad triste...¿por qué no iba a ser bueno?
    pero...sí, desde mi punto de vista hay un pero...ay de aquel que no se sepa en su realidad...
    en cuanto a la peli...¿te das cuenta, maría de las libertades, que muchas veces la ficción no emula a la realidad, si no que lo que hace es ser de alguna manera testimonio de esa realidad? en este caso de la mujer maltratada, en este caso de la mujer que se quiere ir de casa y que...en este caso de una mujer que se enamora de un tipo que , digamos, tarta de compadecerla, de ayudarla...el cine, desde mi punto d evista, algún tipo de cine, mejor dicho, lo que consigue es eso, dar testimonio de una realidad...por que el cine nunca podrá sustituir a la realidad, siempre esta será más cruda que el cine...
    medio beso, maría de las libertades...
    p.d.
    decías que te había costado mucho escribir este jueves...jaja..pues largo sí que lo has hecho¡¡¡
    pero ameno también...

    gustavo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja muchas gracias gus... y es que si... el cine también habla de realidades y no solo de imaginación y fantasías

      Eliminar
  8. También el cine es reflejo de crueles verdades.
    Como tus protagonistas.

    ResponderEliminar
  9. Triste historia María, el cine le ayudaba a olvidar pero desgraciadamente todas las historias reales no tienen este final.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado esa mezcla de realidad y ficción de tu relato, el modo en que el personaje vive la película.
    Un beso María.

    ResponderEliminar
  11. Vale también el cine testimonial, ese que refleja las miserias y las problemáticas del hombre, la violencia de género en este caso. Una historia triste como muchas de las que nos rodean en nuestra propia vida.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. Pues solo te falta tiempo para seguir aprendiendo de cine. Ya diste un buen paso, escribiendo este relato!!!

    besos

    ResponderEliminar
  13. Dos historias paralelas, la ficción y la realidad, un final feliz y otro no. Muy bien enlazados!!!
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siii dos historias paralelas como dices, pero creo que mucho no se entienden, pero igual algo salio jajaja

      Eliminar
  14. Donde termina la ficción y comienza la realidad? como la vida misma si señora, muy bien tratado el ritmo del relato.

    Besos cinefilos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uuuyysss !!!! que linda muchas gracias... confieso me costo escribirlo

      Eliminar
  15. Me gusta como se desdibuja la división entre ficción y realidad, como se cruzan dentro del eje de tu relato. Ni siquiera en el cine las divisiones son tan claras.
    Te mando un beso grande Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos has contado una buena pelicula, que no es poco. Una triste realidad como la vida misma Tiene un final feli, al menos.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. aysss !!!
      que linda y amorosa ... graciassss

      Eliminar