Este jueves un relato " cuéntame una historia de fantasmas "






AQUELLA NIÑA EXTRAÑA


Ella era una niña extraña, hablaba con las voces de aquel silencio, de frente de la ventana, siempre de noche, muchas veces de madrugada. Ella era una niña extraña,hablaba con las flores, con aquel botón de rosa, que en cada atardecer le saludaba, sentada , en las gradas de aquella escalera, simplemente solitaria.

Y veía cuerpos, seres extraños rondar por aquella casa, ella, simplemente era una niña extraña, de aspecto frágil y de pequeña estatura, de ojos rasgados y de piel blanca

Su madre que tanto la amaba, siempre  le dijo, que, de aquello nunca hablara, que tenia miedo, que se quedara callada, pero ella, aquella niña extraña jamás pudo negar, todo lo que le pasaba

Cuando de pronto sucedió, aquello que…nadie quería que sucediera, pero que quizás todos esperaban

Su amada abuela, su segunda madre, ya tenia fecha de partida, a aquel mundo paralelo
del que quizás solo aquella niña extraña sabia

Mucha gente de aquel otro mundo vino a ver a su abuela, mucho antes de su partida. Todos  miraban a aquella niña extraña, pues sabían muy bien quien era ella

Cuando de pronto  un lunes 16 de junio, falleció su segunda madre, su querida, amada abuela, en los brazos de aquella niña extraña, aquel lunes por la mañana

Al funeral vino mucha gente familiares amigos, vecinos gente  que realmente la amaba
pero saben amigos, quien vino a buscar a la  amada abuela, de aquella niña extraña…

Simplemente su  bisabuela, que solo aquella niña extraña, conocía por una fotografía.


Nos leemos donde CHARO


20 comentarios:

  1. Todo un relato para volver a los jueves.
    La niña extraña da más ternura que miedo, con su conocimiento de lo extraño, sus percepciones especiales, pálida y fragil, de pequeña estatura. Fisicamente recuerda a las leyendas con hadas cambiadadas, que son criadas por padres humanos, tienen esas caracteristicas físicas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha dado repelus al leer tu relato, me pasa siempre que salen niños en este tipo de temas. Me dan pánico

    ResponderEliminar
  3. Esa niña no es extraña, es sensible, de una sensibilidad tan frágil y extrema que estremece... Los niños son muy susceptibles a sentir, a ver cosas que los adultos no, creo que es porque su alma es pura y limpia... eso creo yo... Besines...

    ResponderEliminar
  4. La niña no era la extraña...ella vivía en un mundo extraño donde las personas simplemente dejaron de sentir y se volvieron materialistas...
    La forma en que has llevado la historia me ha gustado..era como un ovillo de lana donde se desenredaba la historia y se enredaba...Besoss...

    ResponderEliminar
  5. Un relato muy vaporoso, transcurre ligero como una brisa...y la pérdida que siente la niña realmente no es tal porque va a seguir viendo a su abuela y sintiéndola muy cerca...me ha transportado
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ni ella era extraña ni ella vivía en un mundo extraño. Los extraños, seguramente, eran los demás, que nunca se preocuparon por conocer o enseñar o tratar eso como algo tan natural, como la capacidad mística que ciertas personas sientes.

    Por un momento llegué a pensar que ella era un alma libre... Y sí, dicen que nos vienen a buscar las personas que más amamos...

    Un placer pasar por tu casa.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. Me da pena de esa niña extraña y me inquieta y gusta tu relato. Besos

    ResponderEliminar
  8. No era una niña extraña, simplemente era una niña con una sensibilidad especial. Coincido con Tracy en que la aparición de niños en relatos de terror añade un plus de inquietud y miedo en estos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Curiosa historia. Esa niña tenía un don que nadie tenía, para mal o para bien; pero lo tenía, por eso vino su bisabuela a buscar a su abuela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Un relato precioso. Dominas muy bien el arte de la lírica.

    Abrazos lorquianos ;-)

    ResponderEliminar
  11. Esa niña extraña heredó un don que casi nadie va a entender.
    Un abrazo María, me alegro de tu vuelta a las letras.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Es evidente que se trata de una niña muy especial que vos supiste reflejar en tus líneas...

    ResponderEliminar
  13. Es evidente que se trata de una niña muy especial que vos supiste reflejar en tus líneas...

    ResponderEliminar
  14. Hay cosas que es mejor no contar porque hay personas que no lo entenderían...Un relato muy poético. Bienvenida de nuevo a los jueves y muchas gracias por participar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Una niña que enternece por su sensibilidad y por ser capaz de ver lo que la mayoria no vemos, una bella historia, besos.

    ResponderEliminar
  16. Una niña que enternece por su sensibilidad y por ser capaz de ver lo que la mayoria no vemos, una bella historia, besos.

    ResponderEliminar
  17. Enternecedor relato, muy sutil he idílico. Una chiquilla con una psiquis especial que la hace diferente a los demás.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias chicos por permitirme nuevamente participar, realmente es un agrado volver a compartir mis letras con ustedes, gracias por leerme y sus lindos comentarios.
    y ahora les digo que ese relato es real , no hay nada inventado, esa niña, soy yo. ja...
    besos y abrazos a todo, nuevamente gracias por leerme y espero volver a participar

    ResponderEliminar
  19. Se suele llamar "extraño" a aquello que no se entiende con la razón, y se olvida que ciertas cosas no hay que entenderlas sino sentirlas... y esa niña simplemente sentía...

    Un gusto haber llegado hasta aquí, espero poder pasar más seguido, un beso.

    ResponderEliminar
  20. Tu relato, esta manera tan curiosa que has tenido de contarlo, le crea un ritmo y una atmósfera que ya por sí crea desasosiego.
    En el fondo me da un poco de pena esta niña extraña. Se le siente mucha sensibilidad.
    Muy buen relato.

    Un abrazo

    ResponderEliminar