Este jueves un relato "Idiomas"






Si, estábamos totalmente seguros de que hablábamos el mismo idioma, estábamos hechos de la misma carne, pero con distinta figura, su sonrisa era suave y sus pequeños ojos llenitos de ternura. No, no cabía ninguna duda, que en realidad, hablábamos el mismo idioma.

Cuando de pronto la vi desde lejos, deslumbrándome con su hermosura, como meneaba las caderas, creo que para ella no había ninguna premura.

Si de seguro hablábamos el mismo idioma, Arameo, Frances no importaba, ya todo en mi era una locura. Cuando sus dulces ojos me miraron y se sonrío, que abrazarla quise, mientras ella me hablaba dulcemente con sus ojitos llenitos de ternura, ese idioma que solo se habla, se dice en aquel silencio cuando la mirada del alma de pronto se asoma, con las mejillas sonrojadas en su pálida piel reflejaban tanta suavidad y ternura.

Cuando quise acercarme a ella  en un guiño suave de mis ojos quise decirle que… creo que no alcanzamos a decirnos nada, cuando ella simplemente me abrazo acariciándome suavemente la espalda…



Autor: Maria Liberona


Nos vemos donde  Juan Carlos 

27 comentarios:

  1. Sí, en esas circunstancias, no hay barreras idiomáticas.
    Escribí sobre algo parecido.

    ResponderEliminar
  2. Siento al leerte, que lo que allí hay es una gran química (eso que se siente, se experimenta al tacto, al oído, a plena vista... sin necesidad de pronunciar palabra alguna). Vaya que existen lenguajes muy íntimos y certeros para expresar los sentimientos.
    Qué lindo leerte otra vez María! se te extrañaba!
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias gaby por tu comentario y yo acá nuevamente muy contenta de poderlos acompañar y compartir

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias tanto por leerme como por tu comentario, me alegro que te haya gustado abrazos

      Eliminar
  4. A veces, aunque el lenguaje utilizado aparente ser el mismo, la comunicación es imposible. No siempre se da...
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii tienes mucha razón es por ello que debemos aprender a comunicarnos a estar atentos y receptivos al otro

      Eliminar
  5. El idioma del amor se entiende sin necesidad de palabras, muy dulce tu texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Como dice aquella canción. A veces hasta sobran las palabras cuando se trata de hablar sencillamente de amor.
    Muy bonito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, más que palabras quizás son los hechos

      Eliminar
  7. ¿Has leído el relato de Charo? Tiene gracia porque en ese relato ocurre lo contrario, el amor acaba y entonces descubren que ya no hablan el mismo idioma.
    Bonito el que has traído.
    Besos y gracias por haber vuelto a los jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii si leí eel realto de charo , todo lo contrario a lo que yo expongo en el mío y vaya que en este tipo de idioma, suceden ambas situaciones

      Eliminar
  8. A veces no hacen falta palabras, los gestos y las miradas lo dicen todo.
    Hermoso relato de ternura y cariño.
    Un beso =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lenguaje del murmullo de las miradas, la caricia suave de una simple sonrisa a veces simplemente bastan

      Eliminar
  9. un lenguaje tiernamente bien expresado María....

    ResponderEliminar
  10. Que ternura de relato, romántico y encantador.
    Esta comprobado que no existen barreras ni idiomas para el amor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el lenguaje del amor no hay barreras ni limites

      Eliminar
  11. Cuando el amor habla, sobran las palabras. El idioma del amor, aunque no renuncia a las palabras, no necesita de ellas para hacerse entender en todo su esplendor. Evidentemente, hablaban el mismo idioma.
    Me agrada leerte nuevamente en este universo juevero.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario yo realmente estoy muy contenta de poder participar nuevamente...

      Abrazos... :)

      Eliminar
  12. Qué lindo escrito para regresar a los jueves.... revalorizando el lenguaje de las miradas y los sentidos.
    En eso es difícil que haya confusión, no?

    besos, María

    ResponderEliminar
  13. Ese idioma que sólo se dice en silencio... que bello, y que estimulante poder comunicarse además con la mirada abierta y la boca callada.
    Besos María.

    ResponderEliminar
  14. ¿Amor a primera vista?, o ¿primera vista de la persona amada?, es lo que no me queda claro, como yo eso del amor a primera vista no lo entiendo, jeje, me quedo con un encuentro entre dos personas que ya se aman de alguna mañera, no se, ¿por internet? y se ven por primera vez y después de tantas palabras, ya no hacen falta ninguna que se habla otro idioma distinto... miles de besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  15. Hay un lenguaje que puede expresar más que las palabras, tal y como cuentas en tu relato. Muy bonito.

    ResponderEliminar
  16. Vuelvo a tu casa y sigo pensando que es un lujo leer tus letras...El amor tiene tantos lenguajes que las palabras en ocasiones sobran, precioso.
    Besos amiga.

    ResponderEliminar